Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto