Se acoge con agrado la postura contra la pena de muerte