Recibir la vacuna de COVID, es un ‘acto de caridad’