La Visita en Roma con el Papa Francisco, fue una revelación