Evangelio del Domingo, Noviembre 16, 2013