El ‘Plan A’ haría el ‘Plan B’ innecesario