Depende de todos, para fomentar el llamado a la vocación