‘Alégrense ese día y salten de gozo: porque su recompensa será grande en el cielo’