Al marcar los 12 meses de desafío, Cristo está aquí