La peregrinación a Tierra Santa despertó historias del Evangelio

Por Arzobispo Gregory M. Aymond

Viajó hace varias semanas en peregrinación a Tierra Santa. ¿Cual fue su experiencia?

Fue tanto, sorprendente como impresionante. Si alguna vez alguien puede encontrar una manera de visitar Tierra Santa, creo que sería una experiencia que enriquecería su fe y, haría que los Evangelios cobren vida. Recorrimos los mismos caminos que recorrió Jesús y, en particular, el Vía Crucis, la Vía Dolorosa, que es un camino estrecho y, cuesta arriba que, conduce al Calvario. Visitamos los lugares donde realizó milagros. Fuimos a Nazaret, donde el ángel Gabriel, le anunció a María que debía concebir al Salvador del mundo. Una de las partes más conmovedoras de nuestro viaje fue, poder celebrar la Misa en la tumba de Jesús, en la Iglesia del Santo Sepulcro. Qué privilegio fue para mí celebrar esa Misa.

¿Hubo algunas cosas que le tomaron por sorpresa?

Me conmovió muchísimo estar en el Jardín de Getsemaní y, celebrar la Misa en la Iglesia allí. Los árboles de olivos que hay en el jardín, datan de la época de Cristo. Mientras miraba, me di cuenta de que se sentaba en esa roca y, sudaba su sangre por nosotros. Rezó al Padre, para que esta prueba pudiera pasarla por alto, pero concluyó su oración con una sumisión total a la voluntad del Padre: “Hágase tu voluntad”. Fue muy poderoso. Otro momento que fue un poco inesperado, fue la visita del lugar donde Jesús fue juzgado y condenado a muerte. Lo bajaron por un agujero y, lo mantuvieron en una cámara, realmente una cámara de prisión. Mientras caminaba por el edificio, entré en la cámara de la prisión y, vi a un miembro de nuestro grupo con las manos en la pared, y las lágrimas brotaban de sus ojos. Mientras nos paramos allí y oramos en esa habitación, realmente pude sentir su presencia.

¿Qué le dijo su guía de peregrinación, sobre las ubicaciones de los diferentes eventos de la vida de Jesús? ¿Estamos plenamente seguros que, 2.000 años después, las ubicaciones son precisas?

Desde los días de la Iglesia primitiva, la vida de Jesús fue contada y transmitida, como tradición oral de generación en generación, por lo que creemos que los lugares sagrados que ahora visitamos, corresponden a los acontecimientos históricos de la vida de Jesús. Existe una gran certeza de que estas son las ubicaciones reales. Solo caminar por las mismas calles como Jesús lo izo, y caminar por las Sinagogas donde enseñó a la gente, fue una experiencia increíble. Puedes pensarlo de esta manera. En Cafarnaúm, los cimientos y pilares de una Sinagoga del siglo IV todavía están allí, y esa Sinagoga fue construida sobre el lugar exacto de la Sinagoga original de la época de Jesús. Caminamos en el mismo lugar donde Jesús enseñó las escrituras hebreas. Esa es una revelación asombrosa. Realmente, hace que los Evangelios cobren vida. La semana pasada, leímos en la Misa acerca de Jesús yendo a la región de Cesarea de Filipo y, preguntando a sus discípulos: “¿Quién dice la gente que es el Hijo del Hombre?” Visitamos ese mismo lugar, y ahora, podemos ubicarnos en la historia con los discípulos. Que privilegio.

¿Cuál es la situación política en el Medio Oriente?

Tuvimos mucha conversación sobre eso. No hay duda de que los cristianos están siendo perseguidos y expulsados ​​de Tierra Santa. Hicimos un recorrido en autobús por Belén, y escuchamos mucho sobre las tensiones políticas y también, sobre las tensiones religiosas que han puesto una gran carga sobre los cristianos. Nuestro guía Católico habló sobre lo difícil que es para él y su familia, vivir allí con tanto peligro y prejuicios. Es difícil para los cristianos, porque muchos se han ido. Ha habido un gran éxodo. Los franciscanos mantienen una presencia Católica en Tierra Santa, y se encargan de cuidar los espacios sagrados. Además, la Orden Ecuestre del Santo Sepulcro de Jerusalén, reza todos los días por la paz en Tierra Santa y, también, recauda fondos para cuidar los santuarios y, promover la educación Católica y la presencia cristiana en Tierra Santa. Tengo el privilegio de servir como gran prior de la Lugartenencia de la orden en el sudeste (EE.UU.).

¿Suena como una peregrinación increíble?

Una de las otras experiencias increíbles fue, dar un paseo en bote por el mar de Galilea. Salimos al medio del mar y, apagamos el motor, y todo estaba en silencio. Tuvimos tiempo para orar, y reflexionamos sobre el momento en que Jesús caminó sobre el agua y, Pedro trató de caminar y, luego se hundió tan pronto como quitó los ojos de Jesús. Disfruté muchísimo esta sagrada experiencia. Fue tanto un retiro como una peregrinación.

Las preguntas para el Arzobispo Aymond, pueden enviarse a: clarionherald@clarionherald.org.

Site Administrator

➤ Lloyd Robichaux | Site Administrator | Art Director | Webmaster | lrobichaux@clarionherald.org | (504) 596-3024 | Fax: (504) 596-3020

You May Also Like