María está orando con nosotros y para terminar con la violencia