El Día de Acción de Gracias, nos da la oportunidad para agradecer a Dios

Celebraremos el Día de Acción de Gracias el próximo jueves. ¿Podría darnos un bosquejo de los orígenes de la fiesta nacional?

Encontré una historia fascinante, escrita el año pasado por Joseph Kelly, un profesor emérito de la Universidad John Carroll, en Ohio. Contrariamente a la opinión popular, el primer Día de Acción de Gracias en Plymouth, Massachusetts, no se conmemoró en 1621, el año después de la fundación de la colonia en 1620, sino en 1623. Los “peregrinos” en realidad  eran puritanos que querían salir de Inglaterra debido a la persecución religiosa, razones económicas, y también, creían que la Iglesia de Inglaterra estaba demasiado alineada con la Iglesia Católica Romana. La primera colonia en 1620 en Plymouth perdió la mitad de su población, y todas, menos cinco mujeres en ese primer invierno, y los puritanos sobrevivieron al obtener ayuda de las tribus nativas americanas locales. Para 1623, la colonia se había vuelto más fuerte, hasta el punto en que los colonos se sentían lo suficientemente seguros como para celebrar un día de oración y acción de gracias, aunque se desconoce la fecha real. A mediados del siglo XIX, el Día de Acción de Gracias, se había convertido en una festividad cristiana generalizada, uno de los pocos días de celebración protestante, que adoptaron los inmigrantes Católicos. Pero todavía era una celebración reconocida principalmente en los estados abolicionistas. En octubre de 1863, después de la victoria de la Unión, ese verano en Gettysburg, el presidente Lincoln declaró el último jueves de noviembre, como un día de Acción de Gracias. El presidente Franklin Roosevelt firmó una resolución en 1941 que, establece la fecha para el Día de Acción de Gracias como el cuarto jueves de noviembre. El Día de Acción de Gracias es el único día feriado legal de los EE. UU., que reconoce que los ciudadanos debemos dar las gracias.

¿Qué significa el Día de Acción de Gracias para usted?

Después de todos estos años, todavía nos reunimos para agradecer a Dios por las bendiciones que nos ha dado individualmente y, por las bendiciones que nos sigue otorgando como Iglesia, el pueblo de Dios y para nuestra nación. El verdadero significado del día, desde el principio fue dar gracias a Dios. En medio de nuestras cenas y reuniones familiares, recordemos que este es un día para dar gracias a Dios. Esta es una oportunidad perfecta para comenzar nuestra comida con oración y, luego le pedimos a cada persona alrededor de la mesa que, exprese el nombre de una persona o, una cosa por la cual están agradecidas a Dios.

El mundo de hoy necesita Acción de Gracias, ¿Correcto?

Como todos sabemos, hay suficientes desafíos y cosas negativas en nuestro mundo. Hay falta de paz en nuestro mundo. Somos una nación dividida, a veces una Iglesia dividida y, a veces, experimentamos familias y comunidades divididas. Pero en este día, no solo damos gracias a Dios por lo que nos ha dado, sino que nos comprometemos a ser pacificadores y, a vivir nuestra fe de tal manera que pueda hacer una diferencia en nuestro mundo y, en las vidas de aquellos a quienes amamos.

Vivimos en una democracia, donde el cambio se hace de forma no violenta a través de las urnas. ¿Espera una mayor colaboración entre los partidos después de las elecciones intermedias?

Me sorprende la falta de colaboración en el Congreso. Uno, siempre, puede tener la esperanza de que a medida que nuevos miembros se unan al Congreso, tal vez podamos avanzar hacia un mayor sentido de unidad. Pero como Jesús nunca se rindió con nadie, nunca debemos rendirnos. Debemos ser personas de esperanza y, al mismo tiempo, debemos ser personas que hagan oír nuestras voces a nuestros representantes en el Congreso y, llamar a otros a la paz. Necesitamos llamar a nuestros líderes para cambiar la división a la unidad. La división, no es aceptable en nuestra nación, en nuestra Iglesia o en nuestras familias.

¿Alguna sugerencia sobre cómo los Católicos deben celebrar el Día de Acción de Gracias?

Muchas Iglesias celebran una Misa de vigilia para el Día de Acción de Gracias, y hay Misas en el Día de Acción de Gracias donde toda la familia puede orar juntas. Qué gran idea para que las familias vayan juntas a la Iglesia y, oren en acción de gracias, para escuchar la palabra de Dios y para recibir el Cuerpo y la Sangre de Cristo. Después de todo, la Eucaristía significa “Acción de Gracias”.

Las preguntas para el Arzobispo Aymond, se pueden enviar a: clarionherald@clarionherald.org.

Please follow and like us:

You May Also Like