La Arquidiócesis dará a conocer los nombres de los sacerdotes retirados del ministerio, por abuso sexual

Usted, ha decidido dar a conocer los nombres de los sacerdotes que, a lo largo de los años, han sido removidos del ministerio por el abuso sexual de un menor. ¿Qué lo llevó a tomar esta decisión?

Recibí muchas llamadas telefónicas y correos electrónicos, de personas que me piden que divulgue los nombres, y muchas llamadas telefónicas y correos electrónicos, de personas que me piden que no divulgue los nombres. Después de mucha oración, creo que lo justo es dar a conocer los nombres. Me preocupaba mucho que pudiéramos hacer esto de manera precisa y completa. En la oración, me quedó muy claro que, esto es lo correcto en un espíritu de justicia y transparencia.

¿Qué tipo de análisis está pasando ahora?

Las personas pueden tener en sus mentes esta imagen de que vamos a esta caja fuerte, giramos el dial y la abramos y saquemos una lista, pero esa no es una imagen precisa. Un equipo de personas (personal y profesionales legales externos) en la actualidad, está revisando cientos de archivos de sacerdotes, desde hace al menos 50 años, y revisando los archivos para ver si hubo algún problema relacionado con el abuso de menores que pudiera presentarse a la luz, aunque haya sido hace muchos años. Cada archivo tendrá al menos dos pares de ojos. Para aquellos sacerdotes a quienes se les hizo la acusación después de su fallecimiento, tendremos al menos otro par de ojos, para ser lo más precisos y completos posible.

¿Cómo será esta lista?

Es mucho menos complicado formular una lista a partir de 2002 porque, la Carta para la Protección de Niños y Jóvenes, nos dio un proceso y, un estándar muy específicos para su uso. Volver antes de 2002 presenta desafíos, especialmente cuando estamos viendo décadas de registros. Lo que pretendemos hacer es, publicar una lista de los clérigos que han tenido denuncias de abuso sexual de un menor y, esas denuncias, los han llevado a una expulsión del ministerio.

¿Dará a conocer los nombres de los fallecidos?

Para aquellos que fueron removidos del ministerio debido a acusaciones de abuso y ahora están fallecidos, los nombres serán revelados. Para aquellos contra quienes se ha presentado la acusación después de su muerte, debe realizarse un examen muy cuidadoso para justificar la divulgación del nombre de la persona.

¿Cuándo sucederá esto?

No es posible dar una fecha exacta, pero quiero enfatizar que, será más temprano que tarde, porque creo que esto es lo correcto. Es importante tener en cuenta que estamos haciendo todo lo posible para asegurarnos de que la lista esté completa y, sea informada con precisión. Si se nos da una acusación después de la publicación de la lista, la examinaremos inmediatamente y la actualizaremos según corresponda. En medio de esto, debemos recordar que, las víctimas siempre serán nuestro foco de atención. Una vez más, extiendo mi apoyo con mis oraciones a todos ellos y, les aseguro que los recuerdo en oración todos los días para que conozcan la sanidad de Dios. Si alguien tiene una acusación de abuso y desea verme, permanezco disponible para reunirme y, ser parte del proceso de curación.

En 2002, se realizó un examen al respecto. ¿Qué le dijeron que se hizo en 2002 en términos de nuestra arquidiócesis?

Hubo un examen de los archivos en ese momento, lo que llevó al Arzobispo Hughes a retirar a algunos sacerdotes del ministerio. El Arzobispo Hughes, también, emitió un informe en ese momento. Este informe se publicó en el Clarion Herald y, está disponible en formato PDF en línea.

¿Cómo esto afecta a sus sacerdotes?

En medio de reconocer los pecados de algunos, sería injusto descuidar a los sacerdotes que diariamente se vacían en el ministerio para celebrar la Misa y, alimentar al pueblo de Dios, escuchar confesiones, ungir a los enfermos, enterrar a los muertos, enseñar y predicar diariamente, y reunirse con personas en el cuidado pastoral, para ayudarlos a través de tiempos oscuros. En la arquidiócesis tenemos sacerdotes fieles, dedicados y santos que, día tras día en nuestra arquidiócesis realizan su ministerio, pastorean el rebaño del Señor y son padres de sus feligreses.

¿Cuál es el estado del cumplimiento de la arquidiócesis con la Carta para la Protección de los Niños y Jóvenes?

Esa carta fue establecida en 2002 y está vigente en la Arquidiócesis de Nueva Orleáns. La semana pasada, una firma de auditoría externa nos visitó durante varios días para verificar nuestros procedimientos y, ver si cumplimos con los requisitos. Me alegra saber que me he reunido con los auditores y que fueron muy positivos y afirmativos en su análisis de nuestra protección para niños, jóvenes y adultos vulnerables. 2002 fue un importante punto de inflexión para la Iglesia Católica en los Estados Unidos.

¿Es ese un tema que puede ser pasado por alto por los medios de comunicación?

Tengo la impresión de que si escuchas algunos informes en los medios de comunicación, uno podría fácilmente salir con la percepción de que el abuso sexual hoy, está aumentando en nuestras Iglesias, parroquias, escuelas y organizaciones arquidiocesanas. Esto es falso. En mi humilde opinión, a veces es muy desafortunado la forma en que se ha dado esta información, dando a las personas una imagen inexacta de lo que está ocurriendo. En todas las diócesis de los Estados Unidos en la actualidad, hay muy pocas denuncias en un año determinado. Lamentamos mucho lo del pasado y, nos horrorizamos incluso de un solo acto de abuso. Debemos arrepentirnos y reconocer nuestros pecados. Para mí, esta fue otra razón para publicar esta lista.

¿Tiene algún pensamiento final o comentario?

Creo que la gente está realmente sorprendida de saber cuánto se ha hecho desde 2002. Creo sinceramente que, a medida que se expone este pecado y este mal, Dios nos está llamando a nosotros, y en particular a los líderes de la Iglesia, a la purificación y al arrepentimiento, lo que nos llevará a la renovación de su Iglesia. Este es un momento difícil, pero es bueno que el pecado haya salido a la luz, para que pueda tener lugar la verdadera sanación y renovación. La Iglesia continuará. Tiene 2.000 años. Nuestra base de roca es el Señor Jesucristo. Él no abandonará su Iglesia. Una vez, cuando hubo una gran confusión en cuanto a la autenticidad de Jesús, le preguntó a Pedro: “¿También tu me vas a dejar?” Y Pedro dijo: “Señor, ¿A quién iremos? Tienes las palabras de vida eterna”. Esas son mis palabras al Señor Jesús:” No tengo a dónde ir. Esta es tu Iglesia. Jesús tiene las palabras de vida eterna. Los invito a que se unan a mí en esa fe, incluso, en medio de estos tiempos de oscuridad y desafío.

Las preguntas para el Arzobispo Aymond, se pueden enviar a: clarionherald@clarionherald.org.

Please follow and like us:

You May Also Like