El Sínodo de los Obispos es, escuchar a los jóvenes