La Fundación Papal responde a las prioridades del Papa

Usted, viajó a Roma recientemente, como miembro de la Fundación Papal. ¿Podría explicar, qué es la Fundación Papal?

La Fundación Papal, se estableció en los Estados Unidos en 1988, y su misión es servir al Santo Padre, al reunir a personas que están comprometidas a compartir su fe Católica, su energía y sus recursos de la forma que el Papa lo solicite. El Cardenal, Donald Wuerl de Washington, D.C., y otros fideicomisarios, me nombraron miembro de la Junta de Síndicos, el pasado mes de diciembre. Nos reunimos cada diciembre en Washington, para discutir el trabajo de la fundación, y luego, viajamos a Roma después de Pascua para otra reunión con el Santo Padre. Nuestra misión es servir al Santo Padre y a la Iglesia Católica Romana. La junta está compuesta por los nueve cardenales de los Estados Unidos, siete obispos estadounidenses y nueve administradores laicos, que analizan conjuntamente las obras solicitadas por el Santo Padre. Desde 1990, la Fundación Papal, ha distribuido más de $120 millones en subvenciones y becas, para ministerios y programas en todo el mundo. También, hay varios comités asociados con la junta.

¿Quiénes son los administradores laicos?

Vienen de todos los Estados Unidos. Estas son personas que tienen los medios financieros, para comprometerse con el Santo Padre con fondos significativos durante varios años, para apoyar las obras particulares que ha identificado como importantes para la Iglesia. Apoyamos a los países en desarrollo, con esfuerzos de evangelización y otros proyectos.

¿Escuchó hablar de la Fundación Papal, antes de ser nombrado?

En realidad, sabía de la fundación, porque el Arzobispo Schulte estuvo en la junta por muchos años, y cuando regresaba de Roma, me contaba sobre los proyectos en los que estaban trabajando y algunas de las acciones que la junta había tomado. Fue intrigante ver la amplia gama de actividades, de las cuales la fundación era responsable.

¿Cómo fue su reunión con el Papa Francisco?

Tuve el privilegio de concelebrar la Misa con el Santo Padre, y pude reunirme con él brevemente después de la Misa. Fue un gran privilegio poder orar con él, y apoyar su ministerio como el sucesor de Pedro.

¿Conoció al Papa Francisco alguna vez?

Sí, lo conocí hace varios años en Roma, cuando pude concelebrar Misa con él, y también, lo conocí cuando vino a Washington, D.C., en 2015.

¿Cómo estuvo Roma?

¡Estaba lleno de gente, como de costumbre! Lo que realmente me impresionó fue el espíritu de caridad manifestado por tantos laicos, en su deseo de apoyar las obras de evangelización designadas por el Santo Padre. No hay duda, de que el Papa Francisco, recibe muchas más solicitudes de asistencia de las que puede cumplir, pero esta es una oportunidad para nosotros, para compartir sus obras de caridad y transmitir el Evangelio.

¿Hay personas en la Arquidiócesis de Nueva Orleáns que estén involucradas con la Fundación Papal?

Sí, hay personas que dan generosamente sus recursos a la fundación, para apoyar su misión. Comparto con el Papa Francisco la gratitud por su ofrenda sacrificial que está marcando la diferencia en la vida de muchas personas en todo el mundo.

Las preguntas para el Arzobispo Aymond pueden enviarse a: clarionherald@clarionherald.org.

Please follow and like us:

You May Also Like