El V Encuentro bendice a la Iglesia Católica de los EE. UU.

Asistió a la reunión regional del V Encuentro en Miami la semana pasada, como el obispo principal de la región sureste de los Estados Unidos. ¿Puede explicar de qué se trató la reunión?

En español, Encaunter significa “Encuentro” y, en este caso, estamos hablando de un “Encuentro con Cristo”.

La “V” es el número romano para “cinco”, lo que significa que este es el quinto Encuentro que tienen los obispos de EE. UU. llamado como una forma de examinar cuáles son las necesidades pastorales para los Católicos latinos, y cómo la Iglesia de EE. UU. actualmente los está cuidando, y qué se puede hacer mejor. Asistí a la reunión regional del V Encuentro en Miami con el Padre Sergio Serrano, un sacerdote dominico que es el director del Apostolado Hispano Arquidiocesano, y dos delegados locales – Jesús Rodríguez y Paula Belanger. Las Diócesis de Luisiana, Mississippi, Alabama, Georgia, Florida, Carolina del Sur, Carolina del Norte, Tennessee y Kentucky, enviaron delegaciones a la reunión de Miami, y los tres días fueron extremadamente fructíferos.

¿Qué tipo de preparación hubo para la reunión de parte de la Arquidiócesis de Nueva Orleáns?

El Padre Sergio y el Apostolado Hispano,han hecho muchísima planificación de base. Hay alrededor de 13 parroquias en la arquidiócesis que tienen una presencia significativa de Católicos latino y sabemos que las cifras continúan creciendo. Cada una de esas parroquias tuvo cinco sesiones por su cuenta, para discernir cuán efectivos son los ministerios de su parroquia para llegar a los Católicos latinos, y lo que podrían estar haciendo mejor. Cada una de esas parroquias, desarrolló un “documento de trabajo” el año pasado, y luego, enviaron representantes a una reunión arquidiocesana a principios de diciembre. Asistí a esa reunión con aproximadamente 80 miembros de la comunidad latina, y se habló mucho sobre una variedad de temas. Una de las metas clave que emergieron de esa reunión, fue crear conciencia sobre los Católicos latinos, de que tienen la responsabilidad de cultivar una cultura de vocaciones, al invitar a jóvenes latinos a ser sacerdotes, diáconos y religiosos.

¿El V Encuentro es un proceso estructurado?

Sí. Estudió la efectividad de la parroquia para los Católicos latinos en cuatro áreas principales. ¿Son las parroquias “proféticas” (cómo se está dando testimonio a los valores del Evangelio)? ¿Cuáles son las necesidades “urgentes” (pasos urgentes que deben tomarse ahora, como llegar a los jóvenes)? ¿Cuáles son nuestros “objetivos fundamentales a largo plazo” (aumentar las vocaciones latinas, ser más eficientes en la administración del tiempo, el talento y el tesoro)? ¿Y, cuáles son los problemas “globales” que enfrenta la Iglesia y los Católicos latinos (cómo la comunidad latina se está expandiendo, en términos de números e influencia)?

¿Qué ha escuchado localmente?

Escuchamos muchas cosas buenas. Más Católicos latinos están participando en esfuerzos de mayordomía y en programas de capacitación catequética para convertirse en lectores, lectores y recepcionistas. Ha habido un crecimiento en el liderazgo entre los Católicos latinos. Estamos haciendo un buen trabajo en la preparación sacramental en español. Celebramos muchas fiestas Marianas de acuerdo con las costumbres de varios países latinos. Estamos trayendo más sacerdotes hispanohablantes a la arquidiócesis. Algunas de las cosas que surgieron como necesidades fueron hacer un esfuerzo concertado para construir una cultura de vocaciones locales e hispanas. También, queremos brindar más capacitación en español para seminaristas y líderes parroquiales, para que puedan servir mejor a la comunidad latina. Hay una necesidad de ministrar a las familias; algunos miembros de la familia, viven aquí en los EE. UU. mientras que otros miembros, permanecen en su país de origen. Eso crea un desafío ministerial especial. Los delegados, también pidieron una mayor disponibilidad de confesiones en español y Horas Santas, y una mayor compasión del personal de la parroquia al tratar con personas que no hablan bien el inglés. Creo que necesitamos tener un mejor alcance, y ofrecer más actividades a los jóvenes y jóvenes adultos latinos e involucrarlos en la celebración de la Misa. Una de las preocupaciones que he tenido es, hacer que nuestras escuelas Católicas sean más accesibles financieramente para los niños latinos. Necesitamos mantenerlos en las escuelas Católicas. Debemos motivar a los Católicos latinos a sentir que pertenecen a nuestra arquidiócesis local.

¿Muchos de estos objetivos del Encuentro, coinciden con los objetivos del sínodo arquidiocesano?

Ellos si. Y me sorprende cómo la reunión regional en Miami, identificó muchas de estas mismas necesidades. Una cosa que me gustaría ver al salir del proceso del V Encuentro es hacer que más Católicos de habla hispana, ofrezcan su tiempo y experiencia voluntaria con nuestro personal, en las diversas oficinas arquidiocesanas, que no tienen personas que estén familiarizadas con el español. Tener esos voluntarios, nos permitiría cerrar la brecha entre la comunidad latina, y los ministerios de la arquidiócesis.

¿Qué pasará después?

Todo el aporte del Encuentro regional del sureste en Miami, se reunirá en un solo documento, y luego el V Encuentro nacional, se llevará a cabo del 20 al 23 de septiembre en Grapevine, Texas, cerca de Dallas, para ayudar a la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos a crear un plan integral para el ministerio por los próximos años. Si no damos la bienvenida a nuestros hermanos y hermanas latinos con los brazos abiertos, los perderemos ante otras Iglesias, especialmente Iglesias evangélicas. En varias diócesis grandes como Miami, Los Ángeles y Dallas, los latinos representan la mayoría de los Católicos. Este es un momento en la historia de la Iglesia, que exige que la Iglesia fortalezca a la comunidad latina, no solo para evangelizar a sí mismos, sino a toda la Iglesia.

Preguntas para el Arzobispo Gregory Aymond pueden enviarse a: clarionherald@clarionherald.org.    

You May Also Like