La resurrección de Lazaro

Cinco Domingo de Cuaresma
Abril 6
Jn. 11: 1-45
Conversacion sobrelos problemas diarios: metodo evangelizador de Jesús
Una vez mas tenemos la revelación de Dios en forma de conversación entre Jesús y una persona. Este es un método de evangelización que solamente encontramos en el evangelio de San Juan. En este Evangelio además de los grandes discursos teológicos,  encontramos  las conversaciones de Jesús con  la gente ordinaria acerca de sus necesidades. Y de allí las va elevando al conocimiento y recepción de las verdades sobrenaturales.
    Encontramos, en este Evangelio, dos  formas diferentes de revelar los misterios: en la forma como Jesús ora, y en las conversaciones de tu a tu con personas en sus necesidades diarias.
    ¿No serán estas dos formas de evangelizar que ya no  sabemos manejar?
    Los grandes ejemplos de esta forma de evangelizar los tenemos en el caso de la Mujer Samaritana, de Nicodemo, y  ahora con Marta y María. Lo mismo en los diálogos, a veces difíciles, con los discípulos sobre el pan de vida, y con los enemigos que  atacan a Jesús.
    Otra obra maestra de conversación evangelizadora la tenemos en el caso  del hombre nacido ciego del domingo anterior. Este pasaje es también una obra maestra en cuanto a describir en detalle  el método de levantar calumnias contra el Jesús, y contra cualquier persona justa que queramos eliminar. Comienza con una simple critica y termina con una gran calumnia.
    Jesús inicia las conversaciones a partir de elementos simples de la vida diaria: nuestras necesidades de agua, de comida,  o necesidades emocionales. Este es  un hecho diario que todos conocemos: la muerte de un ser querido. Jesús lo conversa con sus discípulos, luego con Marta y luego con María. Aparecen las preguntas y las emociones, tanto de ellas dos, como del mismo Jesús.
    Jesús no va directamente a la tumba a resucitar a su amigo Lázaro.
    Primero conversa con Marta de una manera directa y personal. Luego manda a llamar a María, y sostiene una conversación con ella. Las palabras y los gestos son diferentes en cada persona.
    Y de ese intercambio Jesús va subiendo a  las personas a la realidad sobrenatural de la vida eterna. Jesús mismo es la resurrección y la vida.
    San Juan Crisóstomo nos describe ampliamente este proceso:
    En primer lugar, las hermanas querían tocar el lado sentimental de Cristo: “Aquel que tú amas esta enfermo …” y mas tarde: “Si hubieras estado aquí …”
    Marta quiere hablar sola con Jesús. Y contarle lo que ha pasado. Jesús comienza a levantarle la esperanza. Ahora entonces va a llamar a María. Cuando ellas se acercan a Jesús no  se ponen a quejar o a llorar. Mas bien  le hacen reverencia.
    Creen en el, aunque su fe es todavía débil e incompleta. Muestran su ignorancia diciéndole: “Si hubieras estado aquí, nuestro hermano no habría muerto.”
    La conversación  se centra en el misterio de la muerte y resurrección.  Ellas creen en la resurrección, y piensan que Jesús puede pedir un milagro.  Pero Jesús no tiene que pedir nada, porque el mismo es “la resurrección  y la vida.”
    Observemos pues, como el Señor nos va levantando la mente hacia lo espiritual.

Please follow and like us:

Site Administrator

➤ Lloyd Robichaux | Site Administrator | Art Director | Webmaster | lrobichaux@clarionherald.org | (504) 596-3024 | Fax: (504) 596-3020

You May Also Like