Hombres y mujeres religiosos son un regalo para la arquidiócesis


La arquidiócesis celebró el Día Mundial de la Vida Consagrada, el sábado pasado. ¿Le preocupa el número de vocaciones a la vida religiosa?

Es una preocupación, pero debemos darnos cuenta de que Dios es fiel. Él está llamando a las mujeres y los hombres a la vida religiosa como hermanos y hermanas. Es nuestra responsabilidad asegurarnos de que la tierra sea fértil. Es muy fácil decir, “Deja que Dios lo haga” o “Que George o Georgina lo haga.” Todos tenemos que hacer nuestra parte en llamar a la gente, y empujar hacia adelante. Cuando visito las parroquias para diversos eventos litúrgicos siempre pido a la gente que oren por los jóvenes de su propia parroquia a los que Dios está llamando a la vida religiosa. Creo que en cada parroquia hay al menos una mujer joven y un hombre joven, que está siendo llamando a ser un líder para la iglesia. Personas vienen a decirme, “Creo Sylvia o Jack son buenos muchachos, y pueden ser líderes para la iglesia.” Mi pregunta para ellos es siempre, “¿Bueno, le has preguntado al joven si a pensado en ello?” Y nueve de cada 10 veces, la respuesta es no. Es que no estamos haciendo nuestra parte. Tenemos que ir hacia esa persona, y decirle: “Te admiro. Parecieras estar lleno de mucha fe. Eres un ejemplo de lo que significa ser un líder para la iglesia. ¿Te gustaría ser un hermano o hermana religiosa?”

¿Podría imaginar su vida sin la influencia de hermanos y hermanas religiosas?
No puedo. Yo vengo de una perspectiva privilegiada, porque a través de ocho años en la escuela primaria, en donde me enseñaron las Hermanas de Monte Carmelo, y en los cuatro años de secundaria, tuve a los Hermanos del Sagrado Corazón, a través de cuatro años de universidad tuve a los Monjes Benedictinos, y entonces cuando estudiaba teología en el seminario de Notre Dame tenía a sacerdotes, hermanas y otros religiosos como profesores. No me imagino mi vida sin la influencia de esos hermanos y hermanas religiosas. No puedo imaginar haber respondido a la llamada al sacerdocio sin sus cuidados y amor. En la Fiesta de la Presentación el mes pasado, el Santo Padre dijo muy audazmente, “¿Se pueden imaginar a la iglesia sin monjas?” Y, dijo, “Es inimaginable para mí.” Yo me siento de la misma manera.

¿Qué está pasando en la arquidiócesis, en términos de las vocaciones a la vida religiosa?
Sin duda, Dios usa a la gente para despertarnos al llamado y para ayudarnos a responder a la llamada. Estoy muy contento de que hemos establecido la Casa Magnificat, que es una casa de discernimiento para las mujeres. Abrimos la casa hace dos años. Es una oportunidad para una mujer joven que viva en la casa, para trabajar o ir a la escuela y a participar en un programa de discernimiento que le da la oportunidad de reflexionar sobre la vida religiosa, oración y formación. También puede estar expuesta a conocer un sinnúmero de diferentes comunidades religiosas. Ahora tenemos seis mujeres en la casa, y sé que hay muchas mujeres, allá afuera que están siendo llamadas a discernir. Espero que cuando celebramos el Día Mundial de la Vida Consagrada, podamos dar seriamente una reflexión y oración para las vocaciones que están en ciernes.

¿Cuál es el clima cultural por las vocaciones?
Es difícil. Recuerdo una mujer diciéndome que estaba muy interesada en entrar en la vida religiosa, y un par de meses más tarde ella regresó, y me dijo que estaba entrando en el postulantado y esperaba entrar en el noviciado. Le pregunté cómo la estaba pasando y dijo, “Es emocionante, pero te ves triste.” Ella me dijo, “Bueno, estoy emocionada por dentro pero le dije a mi papá un par de días atrás, y me preguntó por qué estaba desperdiciando mi vida.” Esta es la respuesta que a veces recibimos de los padres. Hay dos problemas con esa respuesta. ¿Por qué un padre no querría que un niño respondiera al llamado de Dios a la vida religiosa y al liderazgo en la iglesia? Y en segundo lugar – y lo digo con delicadeza y cortésmente – ¿Por qué ellos querrían imponer su voluntad a sus hijos en lugar de permitir que su niño haga la voluntad de Dios? A veces, si es una persona mayor que toma en cuenta la vocación, serían sus compañeros de trabajo que con una especie de burla dicen: “¿Por qué malgastas tu vida así? ¿Por qué no quieres tener éxito?” ¿Es no ser exitoso servir al Señor? Como dijo Madre Teresa, “No quiero ser exitosa. Quiero ser fiel a lo que Dios quiere de mí.”

¿Es siempre demasiado tarde para una persona considerar la vida religiosa?
Depende de la comunidad religiosa. Algunas comunidades religiosas creen que alguien con más de 40 es muy viejo. Otros dirían que alguien de 55 es muy viejo. Pero si una persona se siente llamada, él o ella, necesita estar en diálogo con la comunidad religiosa para averiguar cuáles son las expectativas de la comunidad.

¿Puede explicar la idea de las comunidades religiosas de tener un “carisma” especifico?
Carisma significa regalo. A través del discernimiento en oración, una comunidad religiosa elige un carisma. Es un área en particular en el ministerio que elige con la inspiración de Dios para enfocarse con el fin de ofrecer a la iglesia como un regalo a un ministerio específico que se necesita. Algunas comunidades religiosas se centran en la enseñanza, cuidado de la salud, los enfermos, enfermería, servicios sociales o trabajo con los pobres y los desamparados. El Santo Padre ha hecho un llamado, para que el 2015, sea un año dedicado a la vida consagrada, y la Hermana Beth Fitzpatrick (la vicaria para la vida religiosa) y yo estamos planeando definitivamente lo que podemos hacer en las parroquias y más allá para destacar y fomentar la vida religiosa y el liderazgo en la iglesia. Por favor, oren en acción de gracias, por nuestras hermanas religiosas, hermanos y sacerdotes. Ellos son un regalo para nosotros. En la Arquidiócesis de Nueva Orleáns tenemos 413 hermanas, 66 hermanos y 140 sacerdotes pertenecientes a las comunidades religiosas de los hombres. Demos gracias a Dios por ellos.

Pueden enviar sus preguntas al Arzobispo Aymond a: clarionherald@clarionherald.org.

Please follow and like us:

Site Administrator

➤ Lloyd Robichaux | Site Administrator | Art Director | Webmaster | lrobichaux@clarionherald.org | (504) 596-3024 | Fax: (504) 596-3020

You May Also Like