Reunión papal, consultas del Vaticano sobre el viaje a Roma

 Arzobispo Gregory M Aymond   Su “ad limina“ viaje a Roma para reunirse con el Papa Benedicto XVI y varias congregaciones del Vaticano tendrá lugar del 23-31 de enero. Puede detallar algunos de los más destacados?
    Estare saliendo el 20 de enero, y el  arzobispo Hughes y el arzobispo Fabre se unirán a mí. En total, habrá 22 obispos de cinco Estados del Sur (Luisiana, Mississippi, Alabama, Tennessee y Kentucky) haciendo la visita de “ad limina.” Las palabras “ad limina” significan “el umbral” de los apóstoles. Tenemos que visitar Roma cada cinco años para reunirnos con el Santo Padre personalmente y rezar en la tumba de San Pedro y San Pablo por la confianza del pueblo de nuestro cuidado pastoral. También visitamos varios departamentos del Vaticano – o congregaciones – para proporcionar las respuestas que pudieran tener acerca de cómo estamos enfrentando  los desafíos pastorales en nuestras diócesis y escuchar de ellos una perspectiva de lo que está sucediendo en la iglesia universal. Una nueva dimensión a la “ad limina” es la oportunidad de celebrar la Misa como un grupo en la tumba del Beato Papa Juan Pablo II en la Basílica de San Pedro. Va a ser un momento histórico.
    ¿Qué es la primera cosa en la agenda del día?
    Vamos a empezar el lunes, 23 de enero, a las 7:15 a.m. celebrando Misa en la tumba de San Pedro, que se encuentra directamente bajo el altar mayor de la Basílica de San Pedro. Luego el 25 de enero, el Papa Benedicto se nos unirá para el servicio de víspera en la Basílica de San Pablo Fuera de los Muros. También va a celebrar Misas en los próximos días en Santa María Mayor, San Pablo Fuera de los Muros y San Juan de Letrán. También asistiremos a una audiencia papal y tendremos la oportunidad para saludar a Benedicto después de su charla. El viaje también nos dará la oportunidad de ponernos al día con el Padre Nilo Gross, quien es un sacerdote de la Arquidiócesis de Nueva Orleáns que está estudiando la liturgia y los sacramentos en Roma por los próximos dos años.
    ¿Todos los obispos de U.S. visitarán Roma a lo largo de este año?
    Sí. Normalmente, el plazo para nuestras visitas ha sido cada cinco años, pero realmente han pasado siete años desde que fuimos última vez. Creo que es en parte debido a la edad del Santo Padre. El Vaticano ha sido un poco más lento en la programación de estas visitas. En preparación, hemos enviado lo que se denomina un informe de “quinquennial” (cada cinco años) un reporte que es de una pulgada y media de espesor. Se detalla todo lo que está teniendo lugar en la arquidiócesis. Las diversas congregaciones en Roma van leer la sección que es más relevante para ellos, y estarán dispuestos a hacer preguntas adicionales si es necesario.
    ¿Usted recibirá una oportunidad de reunirse en privado con el Papa?
    Sí. El Arzobispo Hughes, el Obispo Fabre y yo nos reuniremos brevemente con él, nos saludaremos y le diremos algunas palabras acerca de la arquidiócesis. Los otros obispos tendrán una oportunidad de hacer lo mismo. Entonces él se reunirá con los obispos en grupos de siete. Él nos puede hacer preguntas, y podamos compartir nuestros pensamientos. Está tratando de obtener una mejor comprensión de las fortalezas y los desafíos pastorales del catolicismo en los Estados Unidos. En los Estados Unidos, existen importantes desafíos pastorales. ¿Cómo lidiamos con el matrimonio como un sacramento y, a continuación, la realidad de los altos niveles de divorcio? ¿Cómo lidiamos con la formación de la conciencia, teología moral, sexualidad, el ponerle fin a la vida, inmigración y pornografía? Estos son todos verdaderos retos que estamos enfrentado y el Santo Padre estará interesado en escuchar como estamos lidiando con esos retos.
    ¿Qué congregaciones visitará?
    Nos reuniremos con el Secretario de Estado para obtener una visión general de la iglesia universal; la Congregación para los Obispos, que informa al Santo Padre sobre el nombramiento de obispos; la Congregación para el Clero; la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada; El  Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, que es un nuevo Consejo íntimo al corazón del Santo Padre; el Consejo Pontificio para los Laicos; el Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica, que es el más alto tribunal de la iglesia; El Pontificio Consejo para la Familia; la Congregación para la Doctrina de la Fe; la Congregación para el Culto Divino; y la Congregación para la Educación Católica.
    Usted también se reunirá personalmente con la Congregación para las causas de los Santos. ¿Es para revisar el progreso de la causa de beatificación de la Venerable Henriette Delille?
    Sí. El Arzobispo Hughes, el Obispo Fabre y yo iremos allá para obtener el último informe sobre dónde están las cosas. Estamos esperanzados de que sea aprobado el milagro que ahora es examinado por los médicos de la congregación, que permitiría que el proceso avance. Si el Santo Padre se fuera a declararla “Beata,” la Misa de beatificación se celebrará en la Catedral de San Luis. Sería un acontecimiento histórico para la Iglesia Católica estadounidense.
    ¿Hay alguna pregunta que usted espera que le puedan hacer sobre Nueva Orleáns?
    Sé que están interesados en la reconstrucción que ha tenido lugar desde Katrina.
    ¿Cómo fue su última experiencia “ad limina” en 2004 con el Papa Juan Pablo II?
    Fue una experiencia poderosa. Entré y me pidió dar un resumen de los puntos fuertes y los retos de la diócesis y me preguntó específicamente sobre las vocaciones para el sacerdocio y la vida religiosa a la luz de nuestra cultura más secular. Entonces, como la conversación estaba terminando, yo dije, “Santo Padre, quiero aprovechar esta oportunidad para agradecerle, porque ha sido un gran profeta en nuestro propio tiempo. Ha sido una voz con coraje, compasión y desafío. Ha sido un profeta para nosotros, y realmente lo admiro. Admiro su audacia.” Recuerdo que simplemente puso su cabeza hacia abajo y luego me miró y dijo, “Gracias.” Siempre recordaré eso. Fue la última vez que me reuní con él.
    Si tiene alguna pregunta para el arzobispo Aymond, la pueden enviar a This e-mail address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it. .

Catholic World News