Los códigos QR ofrecen una historia sagrada de 300 años

¿Puede hablar sobre el papel de la arquidiócesis al trabajar con WYES, Tom y Gayle Benson, la Colección Histórica de Nueva Orleáns y la Fundación Meraux, en un proyecto para colocar 45 marcadores de sitios históricos alrededor de la ciudad para celebrar el Tricentenario de la Ciudad de Nueva Orleáns?

Es un proyecto intrigante y muy beneficioso, que brindará a los turistas y lugareños, la oportunidad de aprender más sobre la rica historia de la Ciudad de Nueva Orleáns y de la Iglesia Católica, que creció lado a lado durante los últimos 300 años. En cada uno de los sitios históricos, se instalará una placa negra y dorada. La placa tendrá un código QR, que permitirá a cualquier persona con un teléfono inteligente usar el código, para ver inmediatamente un video de dos o tres minutos del sitio histórico, producido por WYES. Todo lo que tienes que hacer es poner tu teléfono celular allí y el video se enciende. Al menos, nueve de los sitios históricos están conectados a la Iglesia Católica: la Catedral de San Luis, Cabrini High School and Orphanage, la Iglesia de San Patricio, la Iglesia de la Asunción de Santa María y el Santuario del Padre Seelos, la Iglesia de Nuestra Señora de Guadalupe, la Iglesia de San Agustín, los cementerios de San Luis n. ° 1 y n. ° 2, y el antiguo convento de las Ursulinas/la Iglesia italiana de Santa María. Esta es una oportunidad, para que los locales refresquemos nuestras mentes sobre la historia de la ciudad. Los videos son muy detallados, por lo que todos aprenderemos cosas por primera vez. Es un proyecto maravilloso que, enriquecerá nuestra celebración del Tricentenario de la ciudad. Vi una parte del video en la Catedral y fue genial. Creo que los videos nos ayudarán a los Nueva Orlinenses, a actualizar nuestras mentes sobre la rica historia de Nueva Orleáns, y cómo se entrelaza con la Iglesia. Los productores han pasado tres años en este proyecto, y creo que somos muy afortunados, de ser los beneficiarios de un gran trabajo. Estamos agradecidos con WYES.

Usted habló en la Catedral de San Louis, sobre la conexión entre los santos en el cielo con los Santos en el campo de fútbol.

La Catedral es un lugar de santos, pero son los santos allá en el cielo. Creemos que los santos de allá, están orando por los Santos en el campo, y esperamos que los Santos den lo mejor de sí mismos.

¿Cuál es su conexión con los Benson y con el fútbol?

Estuve en el Super Bowl en Miami en 2009. Incluso el Arzobispo Hannan, que tenía 96 años en ese momento, estaba en el estadio para la victoria de los Saints contra los Colts. Eso fue muy especial, porque el Arzobispo Hannan oró antes del primer juego de los Santos en 1967 contra los Rams de Los Ángeles, en el Estadio de Tulane. ¡Siempre le gustó decir que los Saints les estaban ganando a los Rams, hasta que tuvo que irse para una confirmación, y terminaron perdiendo! Antes del Super Bowl en 2009, tuvimos una Misa en la mañana del juego. Ese juego resultó ser uno de esos juegos tensos, pero fue una gran experiencia. Esperamos lo mismo este año. Sería una bendición para los Santos y para la ciudad ir al Super Bowl nuevamente. Sueno como un entrenador aquí, pero tenemos que dar un paso a la vez, un juego a la vez.

¿Qué tan importante ha sido la filantropía de los Benson en la ciudad?

Tienen una gran conmoción el saber lo que necesita la ciudad, y también para proporcionar los recursos que ayuden a satisfacer esas necesidades. Los Benson, no solo son muy generosos, sino que también, son personas de fe. Como Gayle dijo, ella y Tom, se conocieron aquí en la Catedral de San Luis cuando ella era una lectora en la Misa. Cualquier cosa que hagan, no es solo una indicación de su generosidad, sino que también oran y piden las bendiciones de Dios en todo lo que hacen. Una cosa que mucha gente probablemente no sabe es que, cada vez que hay un juego de los Santos, ya sea en Nueva Orleáns o en la carretera, el Sr. Benson, siempre organiza una Misa para su personal y sus invitados. Si el juego es fuera de la ciudad, él llamará y hará arreglos para que un sacerdote celebre la Misa.

Entonces, ¿Su mensaje es, que la gente tenga sus teléfonos celulares a mano?

Sospecho que muchos Nueva Orlinenses irán a estos lugares, y apreciarán de manera más profunda, la historia de Nueva Orleáns y la Iglesia. Nosotros, como Iglesia, tenemos el privilegio de ser parte de esto, porque la Ciudad de Nueva Orleáns y la Iglesia Católica han estado estrechamente conectadas durante estos últimos 300 años. No hay otra ciudad que tenga una Catedral como su ícono. Esa es una de las cosas que hace que Nueva Orleáns sea tan especial.

Las preguntas para el Arzobispo Aymond pueden enviarse a: clarionherald@clarionherald.org.

Please follow and like us:

You May Also Like