Experiencia practica de poder espiritua

20 domingo de
Tiempo Ordinario
17 de Agosto, 2014
Mt. 15:21-28
La mujer sirofenicia. Las mujeres que roban milagros. El equipamiento espiritual de las mujeres. Una mujer que le gana el debate a Jesús.
 
¿Como nos comparte Jesús su poder espiritual?
   Jesús es un gran maestro, no solo en cuanto a enseñar, sino en cuanto a llevarnos por experiencias en nuestra vida, con el fin de equiparnos  o sanarnos, o darnos alguna arma.
   Este es el único pasaje del Nuevo Testamento donde Jesús parece rechazar a una persona que viene con una petición de misericordia.
   Sin embargo, grandes cosas tuvieron lugar en este encuentro entre Jesús y esta mujer. Veamos algunos ejemplos:
  ►  Jesús no la está  ignorando y humillando por tres veces. Esto no es tampoco una prueba de humildad. Jesús tiene una intención clara de llevarla por un proceso de purificación  hasta llegar a aquel grado de humildad  que tiene poder contra Satanás, y que Satanás no puede  confrontar. Una humildad que lo expulsa  de su hija. La mujer queda equipada con autoridad sobre Satanás.
   ► Un padre de la iglesia la llamó “La madre de los gentiles,” porque abrió estas puertas a Jesús y fue el comienzo de la expulsión del demonio de aquella zona. No solo su hija estaba atormentada por un demonio, sino todo el territorio pagano.
   ¿Está Jesús compartiendo su poder y autoridad con las mujeres, así como lo hizo con los apóstoles? Si, en varias áreas no-sacramentales: solución de problemas familiares, protección  de sus hijos contra el demonio, sanación de heridas físicas y emocionales, alcanzar misericordia y perdón, y obtener justicia contra los enemigos.
   ► Otro padre de la iglesia nos dice que esta mujer  fue una ladrona del milagros.
   Hay cuatro casos de mujeres que le arrancaron milagros a Jesús, a pesar de un  aparente rechazo inicial.
   Cada evangelista tiene su historia favorita:
   Primero, María su madre en Cana de Galilea. Jn. 2:1-11.
   Segundo, esta mujer sirofenicia en Mt. 15:21-28.
   Tercero, la mujer que sufría  derrames de sangre en Mc. 5:21-34.
   Cuarto, la pecadora publica que le lava los pies en Lc. 7:36-50.
   En un quinto caso, Jesús pone como modelo de oración y nos invita a imitar a una viuda que va al Juez malo a pedirle que le haga justicia contra sus adversarios (Lc. 18: 1-8).
   El instrumento que usa esta viuda es la persistencia, hasta cansar al juez, quien para quitársela de encima le hace justicia.
   ► Esta mujer es la única persona le ganó el debate a Jesús.
   Llamar a alguien “perro” es insultante. Pero lo precioso de este dialogo, es que la mujer lucidamente le cambia el sentido a las palabras y las vuelve a su favor. ¡Que actitud tan ejemplar e inteligente! Y  le gano el argumento a Jesús.
   ► Jesús queda sorprendido de su fe.
   Su “gran fe” viene después de “la poca fe” de Pedro (Mt. 14:31).
   Lo que parece un insulto y rechazo esta mujer lo torna en bendición.
    ► Por medio de la fe de ella, los gentiles, de perros que eran fueron hechos hijos. No van a recibir las migajas que caen de la mesa, sino que Jesús va a multiplicar el pan para ellos.

Please follow and like us:

Site Administrator

➤ Lloyd Robichaux | Site Administrator | Art Director | Webmaster | lrobichaux@clarionherald.org | (504) 596-3024 | Fax: (504) 596-3020

You May Also Like